Portulaca Grandiflora, una bonita suculenta.

Una bonita y colorida planta suculenta, Portulaca Grandiflora.
Es una colorida planta con flores llamadas de seda, con colores variados dentro de una misma planta, especial para borduras de canteros y como colgante en maceteros y jardineras.
Es originaria de Argentina y Brasil, pertenece a la familia de las Portulacáceas.
Es una especie rastrera anual, muy ramificada de tallos y hojas cilíndricas, alternas y carnosas, de 2-4 cm , le gusta estar a pleno sol , en suelo suelto y algo arenoso.

Las flores son de colores variados , rojo, rosa, amarilla, blanca, lila, purpura, anaranjada y matizadas, de flores simples o dobles, de 4-5 cm de diámetro.
Sus flores son terminales, sésiles, con varias flores que abren paulatinamente. Su corola la completa con 5 pétalos (o múltiples de 5 en las flores dobles).

Prefiere una atmósfera bastante seca, el riego debe ser escaso, puede cultivarse en lugares rocosos.
Florece a final de primavera hasta los últimos días de otoño.
Se reproduce fácilmente por semillas, esqueje o gajo apical o separación de matas en primavera.
Luego de la floración, aparecen sus semillas, son cápsulas ovoides de color claro, llena se pequeñas semillas negras, entre 20/30 en cada cápsula.
Flores de Portulaca grandiflora
El sustrato indicado para el semillero puede ser compuesto por turba y perlita, lo colocamos en envases plásticos pequeños , macetas o sobre una bandeja de semilleros.
Una vez bien humedecido, sembraremos a voleo las pequeñas semillas de Portulaca grandiflora y volveremos a regar. A partir de este momento evitaremos que el sustrato se quede seco hasta que las semillas germinen y las plántulas tengan varias hojas
Las podemos recolectar, guardar en sobres de papel y sembrarlas en los primeros días de la primavera, germinarán en 10-15 días.

Por esqueje o gajo apical, en el verano podemos reproducirla fácilmente cortando pequeños trozos de tallo y plantándolo en el suelo, liviano y con materia orgánica, un gajo de 5-8 cm, sacando algunas hojas inferiores, simplemente lo plantamos y regamos.
Sólo tenemos que tener la precaución de que tenga la humedad ambiente necesaria hasta que emita sus raíces nuevas.

Aplicar enmiendas orgánicas, compost, harina de huesos, humus de lombriz, te de plátanos-bananas, una vez por mes para que tenga un buen desarrollo y floración.


0