Planta carnívoras

Una planta carnívora es aquella que cumple estos tres requisitos: atraer, atrapar y digerir a su presa. Esto debido a que existen algunas plantas que no cumplen con los tres requisitos, por ejemplo las plantas que tiene flores muy vistosas o con olores muy agradables para atraer insectos o pájaros, u otras que capturan a sus presas pero no pueden digerirlas.
En un principio se pensó que este tipo de plantan solo capturaban insectos, pero también comen otro tipo de animales pequeños.
Estas plantas además de obtener su alimento a través de la fotosíntesis, atrapan y digieren a sus presas mediante “enzimas” que segregan, de este modo el alimento va desde las hojas hasta toda la planta.
Como es el caso de la Venus Atrapamoscas, cuyo nombre cieníifico es (Dionaea muscipula) una planta carnívora, cuyas dos láminas de hoja forman una superficie atractiva para insectos y otros animales.
Otras plantas insectívoras, como la Nephenthes

  Estas trampas tienen forma de jarrón o de copa y al fondo tienen líquido acuoso donde los insectos se ahogan. Estos son atraídos por aromas que producen los bordes de la trampa y cuando se posan, resbalan y caen adentro, y una vez ahogados, la planta los digiere.




Cuando un insecto se posa en la hoja, queda atrapado en los pelos pegajosos. Después los tentáculos de Droserase curvan hacia adentro hasta que se cierran. 

Drosera




Cephalotus





Estas plantas acuáticas poseen numerosas trampas en cada tallo que se asemejan a globos diminutos. Si un diminuto animal nada demasiado cerca de la trampa, roza unas cerdas que se encuentran pegadas a la trampilla. 
La trampilla se abre y la trampa absorbe agua, arrastrando al animal hacia adentro. Luego la trampilla se cierra
0