Cuidado de las Camelias

Se recomienda plantar las camelias principalmente en la temporada de otoño para favorecer un buen enraizamiento y una mejor floración en los primeros meses del año. 
En primavera podemos plantar camelias adquiridas en macetas, aunque éstas requerirán de riego regular las primeras semanas.



Las camelias, cuyo nombre científico es Camellia japonica, son plantas delicadas, ya que en general, no toleran los cambios bruscos de temperatura y humedad.

Arbusto de hoja perenne muy destacado por su floración invernal. Su follaje es de coloración verde intenso, con hojas bastante coriáceas y muy brillantes.  
. Hay gran cantidad de variedades de flor sencilla y de flor doble; con gama de colores desde el rojo o rosado hasta el blanco y matizadas.


Las especies que florecen en otoño o en invierno pueden ser plantadas sin problemas hasta primavera. Un claro ejemplo de éstas es la Camellia sasanqua, también llamada Camelia de otoño.

Para su plantación mezcla 1/3 de brezo, 1/3 de mantillo y 1/3 de tierra de jardín. Riega abundantemente y coloca un mantillo en invierno para proteger las raíces del frío.
Las camelias necesitarán de un riego regular durante los dos o tres primeros años.


Necesita un sustrato ácido, con gran cantidad de materia orgánica, que le aporte humedad constante.

 Resultado de imagen para cuidado de las camelias


Emplazamiento

 Prefiere la semi sombra o sombra poco intensa, con luz indirecta suficiente.

SUELO ÁCIDO, LIVIANO, ESPONJOSO CON ABUNDANTE MATERIA ORGÁNICA. 
No soporta el sol directo. Necesita un ambiente fresco y húmedo protegido de los vientos.
0