Riego Incorrecto

El agua es indispensable para el crecimiento y desarrollo de las plantas, pero un exceso o falta de ella, puede matar a nuestras plantas.
Cada especie necesita diferente cantidad y frecuencia de riego, su estructura, dependiendo además de la época del año y lugar de plantación, temperatura y luz solar.

Las plantas de interior, debe tener un riego frecuente, sin excesos, especialmente aquellas plantas de origen tropical o si el ambiente es seco o recibe calor de estufas o calefactores.
Hay plantas que les favorece el riego por inmrsión , como helechos,culantrillos, azaleas,ficus, entre otras. 
Si utilizas este método, recuerda dejar escurrir el agua por un par de minutos.



Un riego escaso o irregular, puede provocar la caída de flores o frutos, deformación de hojas, distorsión en el crecimiento,flores pequeñas, muchas plantas al sufrir estrés , no logran recuperarse.
Otro error es regar en días muy calurosos, en horas del medio día, a pleno sol, no mojar las hojas ni las flores, con el calor el agua que queda en las hojas, produce manchas y  quemaduras en las hojas.
Tampoco es bueno el exceso de riego, evitar encharcamientos, pudrición de raices y tallos, proliferación de hongos




Los suelos arcillosos y anegados, no permite la absorción correcta del agua , la superficie del suelo se encharca y las raíces reciben poca agua. En estos tipos de suelos es mejor un riego ligero y superficial, hacerlo de manera frecuente.
En estos tipos de suelos, son pesados, se agrietan y se compactan hay que mejorarlos con la incorporación de arena gruesa y materia orgánica.

http://www.guiadejardineria.com/wp-content/uploads/2010/12/Plagas-y-enfermedades-mas-comunes-de-las-plantas-de-interior-400x300.jpg
El drenaje de la maceta:
Es de gran importancia en plantas que permanecen especialmente en maceta, la tierra suele tapar el orificio de drenaje por eso no permite que el agua drene correctamente y las raices se pudran por exceso de agua.
Siempre al regar se debe observar el perfecto drenaje, la incorporación de perlita o vermiculita, mejora el drenaje.

El agua en exceso, provoca que la planta no pueda recibir oxígeno en sus raíces, el paso de la savia de las raíces a los tallos no existe , se obturan sus vasos y la planta muere.
Una forma fácil de saber cuando regar es tocar el sustrato haciendo presión con los dedos, si está húmedo no debemos regar, la capa superficial de la tierra se suele secar, pero las capas más profundas todavía tiene humedad, y al colocar agua, la planta se agota, no drena y se ve decaída y sus hojas se arrugan o amarillean..


0