Abonar y Fertilizar los Rosales

Incorporar nutrientes a los rosales en determinada época del año es muy  importante, de ello dependerá la sanidad y vigor de la planta en general, hojas, tallo, raices, flor, frutos.



El abonado puede ser mediante materia orgánica (compost, humus de lombriz, resaca, harina de huesos),  su efectividad es más lenta y mejora el suelo o química, siendo esta opción de eficacia más rápida, se presenta en forma granulada, liquida y en cápsulas de liberación prolongada.



El abonado orgánico es muy importante en el rosal. 
En otoño y comienzo de primavera se procederá al abonado con materia orgánica en una relación de 1 kg por metro cuadrado, reforzando el abonado después de la poda para fomentar el crecimiento de ramas nuevas.



Cómo y cuando Abonar los rosales?

Momento del año a aplicarEnmiendasFertilizantes
En la preparación del suelo antes de la plantación (finales de otoño)Orgánicas: Estíercol de animal o compost, resaca.El abonado orgánico es muy importante en el rosal. En otoño se procederá al abonado con materia orgánica en una relación de 1 kg por metro cuadrado, reforzando el abonado después de la poda para fomentar el crecimiento de ramas nuevas.Orgánicos: Harina de huesos
Químicos: Superfosfatos de calcio
A las 3 semanas de la podaOrgánicas: Harina de huesos, harina de sangre, humus de lombriz.
Químicas: Superfosfatos de calcio
De tipo químico: 6-12-6 (N-P-K) 1 vez al mes
En primavera/verano y en rosales ya implantadosOrgánicas: Rastrojos o cortes de pasto, hojas secas, restos vegetales.En tiempo caluroso, la mitad de la dosis
0