La salinidad del suelo

Hay suelos que son muy problemáticos para el crecimiento de las plantas y cultivos, especialmente aquellos que son compactos, salinos, arenosos, secos.
Los elementos que encontramos en este tipo de suelos son el cloro, el sodio y el boro, en distintas concentraciones, especialmente en las zonas más áridas.
Estos elementos se encuentran también en la calidad del agua de riego, las lluvias escasas y alta evaporación, suelos arcillosos o con depresiones, se acumula allí el agua , formando una capa superficial donde se concentran estos elementos.
Por eso en este tipo de suelos es importante mejorar el suelo con aporte de tierra y materia orgánica, azufre y yeso.
La salinidad del suelo se divide en tres que so los principales, suelo salinos, suelo sódico y suelo sódico salino.
El volumen y forma de riego influye en la concentración de sales, es recomendable el riego por goteo o regar cerca del tallo abundantemente para evitar que las sales toquen el follaje, donde la absorción de estas sales se realiza en forma directa, provocando daños en las hojas y decoloración de las mismas.

Plantas que soportan la salinidad del suelo son:
PLUMBAGO





KALANCHOE

OLIVO

GAZANIA


 ACACIA

CANNA INDICA

 ASTER


 CALLISTEMON

 OLMO/ULMUS



 ALOE

 ADELFA

 BOUNGAVILLEA

Muchas otras plantas aceptan las condiciones de este suelo, para poder disfrutar de ellas sin problemas y embellecer nuestra casa,

0