Alstroemería-Lirio Peruano




http://www.infojardin.com/fotos/albums/userpics/05-05-05-032.jpg

http://www.alstroemeria.com/images/upload/CF-2.jpg    http://www.alstroemeria.com/images/upload/img_new_floriade_arr0.jpg

Compuesta por más de 60 especies distintas, la Alstroemeria es originaria de Sudamérica, en concreto de las frías regiones de la cordillera de los Andes, al Sur de Brasil, Chile y Perú. 

Actualmente puede encontrarse en una amplia paleta cromática, aunque los tonos más populares son el blanco, el naranja, el fucsia, el rojo,amarillo, rosado y el malva.
Debido a la zona donde originariamente crecía, el entorno de la cordillera de los Andes, esta flor ha sido también conocida popularmente como “lirio peruano” o “lirio de los Incas” por la semejanza de sus pequeñas flores con minúsculos Lillium.



Aunque actualmente es posible encontrar alstroemerias casi en cualquier estación del año, el momento en que están más hermosas es en el periodo que va desde finales del verano, el otoño y los primeros días del invierno, cuando la alstroemeria vive su mejor temporada floreciendo en la primavera y el verano andino.







características:
Luz: sol y media sombra.
- Temperaturas: en climas fríos proteger en invierno con un acolchado de mantillo secos u hojas.
- Prefiere suelos profundos, bien drenados.
- Plantar con las raíces bien enterradas, profundas, para así obtener flores desde el primer año.
- Plantación: en primavera en las regiones del sur, en otoño en las del norte.
- Riego frecuente, pero poco copioso; a una media de 2-3 veces a la semana en verano.
- Multiplicación: por división de las macollas que aparecen al pie de la planta madre, en primavera en las regiones con clima más fresco y en otoño en las de clima más benigno. Cuidado con las delicadas raíces carnosas.





Estas bonitas plantas pueden cultivarse en macetas y contenedores, sirven perfectamente como flor de corte, para adornar y alegrar cualquier rincón de nuestra casa, ya que permanece varias semanas en vasos o floreros, cortando 1 cm de tallo día por medio y cambiando el agua de los floreros, otro secreto es colocar unas gotas de lejía o cloro en el agua o una aspirina o trozo de carbón vegetal.

0