Los Canteros

Un jardìn necesita tener unos bonitos y llamativos canteros, para lucir diversas y amplias especies de plantas, arbustos, rosales, herbáceas, conìferas, bulbosas y plantas aromàticas, hasta podemos colocar en ellos àrboles de tamaño pequeño. Los canteros acompañan al diseño del jardìn o lo trasforman, logrando curvas y formas variadas, son un punto focal del jardìn. Lo màs importante es elegir especies que compartan entre sì las mismas necesidades de riego, suelo, sol o sombra, temperatura, tambièn fertilizaciones y abonos similares en el suelo. Por lo general se deben colocar las plantas de porte màs grandes en la parte de atrás del cantero y las màs bajas por delante, puede emplearse rosales arbustivos o enanos para colocar en los canteros, teniendo precauciòn con sus espinas, las plantas de estaciòn son muy atractivas para dar color y cambiar un poco la monotonìa de los canteros, no debemos olvidarnos de las infaltables plantas bulbosas, de floraciòn primaveral o de otoño, intercalàndolas con otras especies, sus floraciones son de singular belleza. Un cantero de fácil cuidado es aquellos conformados por arbustos, plantas aromáticas y medicinales, también la elección de plantas autóctonas, nos brindarán un menor mantenimiento del cantero. Para jardines pequeños, es mejor formar canteros laterales, con forma ondulada en algunos sectores, de reducido tamaño y colocando plantas bajas. Para jardines amplios,los canteros serán más grandes, la elección de plantas de porte alto, coníferas y arbustos con una linda floración, serán una mejor opción, para mantenerlos, que las plantas de estación o bulbosas. Colocar piedra partida, astilla de pino o chips de madera, decoran y mantiene la humedad por más tiempo en el suelo. Siempre debemos considerar el crecimiento futuro de nuestras plantas al realizar un cantero, para que no entorpezca el paso y permita la limpieza del suelo , (hojas, ramas secas o enfermas, hierbas). En cada cambio de estación se debe fertiilizar y abonar el cantero, removiendo el suelo y limpiándolo de materiales o elementos vegetales secos. Podemos incorporar entre las plantas objetos de diseño, como casetas de pájaros, fuentes de agua o comederos, alguna obra de arte como estatuas de piedra, granito o mármol, esculturas de distintos materiales, hierro, chapa galvanizada, bronce,etc. La iluminación, también es necesaria para destacar los canteros, dando un toque especial entre las plantas del jardín, creando zonas especiales,acompañando los canteros que se encuentran en caminos o senderos, con la diversidad de luces que hay en el mercado, creamos lugares casi mágicos. Los colores, texturas de ramas y hojas, los frutos y el cambio de color de el follaje , crean canteros únicos, donde cada especie se luce en todo su esplendor y le otorga vida al jardín durante las 4 estaciones.
0