Existen muchas variedades de plantas trepadoras cuyo follaje es variegado, con coloración de hojas amarillas, doradas, crema, blanco tento en los bordes como también en las nervaduras, son de formas y tamaños variados, romboidales, estrelladas o palmadas.
 
La exposición de las distintas variedades es a pleno sol o sombra parcial, siendo por lo general de fácil cultivo.
Llega a una altura promedio de 2-15 metros, algunas requieren tutor o se trepan a la pared por sí sólas.




Requieren una temperatura entre 10-18ºC grados, para crecer en forma óptima, no resiste las heladas.

No son demasiado exigentes en cuanto al suelo, éste debe ser fértil y bien abonado.





La multiplicación es sencilla, se debe tomar un esqueje apical de 10 cm, en primavera, colocar en un sustrato compuesto por tierra fértil y turba, mantenerlo húmedo por varios días , colocar en un lugar reparado del sol, otro método es por acodo, se realiza enterrando vástagos o trozos de la misma planta, sin cortarlos de la planta principal, cubrirlos con tierra, luego de 1 mes, saldrán las raices, separlo de la planta madre y colocar en macetas pequeñas.
0