GRANADO- PUNICA NANA

Es  muy decorativo, tanto por sus flores anaranjadas, por sus frutos globosos y sus hojas pequeñas de color verde brillante.

Flor y fruto de granado


El granado es uno de los frutales más antiguos cultivados en la península ibérica. Su origen es centroasiático pero en muchas zonas ya se ha naturalizado. 
Es frecuente verlo representado en esculturas clásicas, en frescos medievales e incluso formando ornamentos en la arquitectura de catedrales y edificios antiguos.
Su nombre científico es Punica granatum, y pertenece a la familia de las punicáceas. 
Este nombre le fue atribuido por los romanos, ya que este arbusto fue introducido en las zonas mediterráneas por los cartagineses durante las Guerras Púnicas.


Es un pequeño árbol que apenas supera los seis metros, caducifolio y muy resistente a condiciones de sequía. Sus flores son anaranjadas casi escarlatas, muy grandes y vistosas. Son hermafroditas, es decir, todas las flores tienen la capacidad de convertirse en frutos.
Su fruto es una gran baya, de unos 9 o 10 cm de diámetro, de un espectacular color dorado que se vuelve granate brillante de maduro. La granada, es grande, globosa y está formada en su interior por cientos de semillas cubiertas cada una por una pulpa jugosa generalmente de color rojo ligeramente ácida.
Es una planta especial para colocar en macetas, en balcones y terrazas, resiste el viento y las altas temperaturas.
0