Enmiendas del suelo


CÓMO PROYECTAR UN JARDÍN
Para proyectar un jardín, se debe conocer el suelo, a través del análisis para verificar los siguientes factores: pH, que determina la mayor o menor acidez del suelo. Cantidad de macro y micro elementos. Constitución granulométrica del suelo. Estos factores hay que determinarlos, porque son necesarios para la elaboración del contrato del proyecto paisajístico, pues se determinarían con antelación los costos de preparación del suelo.
Con un pH bajo están poco disponibles los iones de calcio, azufre y potasio, mientras que a pH alto son poco asimilables los iones de fósforo, hierro, manganeso y cinc, entre otros.
PREPARACIÓN DEL SUELO PARA LA PLANTACIÓN
Lo primero, se debe limpiar en general de toda el área. Después, hay que remover el terreno, con herramientas manuales (pala, azada) a una profundidad media de 30 cm. Romper los terrones de tierra muy grandes, retirando raíces, plásticos, cascotes y otros. A la vez, realizar un nivelamiento del terreno, por medio de un rastrillo, de ser posible. Luego incorporar los fertilizantes o abono con azada de acuerdo a la recomendación del análisis de suelos, mezclar bien y nivelar otra vez. Luego de la limpieza, aireación y fertilización del suelo, conviene dejar descansar el suelo por 10 días, regando diariamente y evitando el pisoteo de la superficie. Finalmente, se procede a plantar las especies seleccionadas previo diseño del jardín.
FUNCIONES DE LOS NUTRIENTES EN LA PLANTA
El nitrógeno (N) da color verde oscuro a las plantas y favorece el desarrollo vegetativo y la suculencia. El fósforo (P) fomenta la formación de raíces y estimula la floración y la formación de la semilla. El potasio (K) da resistencia a las enfermedades, a las heladas y a la falta de agua.
0