Laurel-Laurus Nobilis

Familia: lauráceas
Origen: región mediterránea
Nombre común: laurel



Características: Es un árbol perenne de copa ovoidal cultivado como árbol o como arbusto, a menudo recortado, de entre 3 y 10 m de altura y con una anchura de copa de entre 2 y 6 m. Su corteza es lisa y de color gris oscuro. 
Las hojas son simples, lanceoladas, aromáticas, miden entre 6 y 15 cm, y son de color verde oscuro brillante y mate por el reverso. 
Es una especie dioica.

La floración se produce entre los meses de febrero y abril, con flores de unos 5 mm de color amarillo verdoso, agrupadas en umbelas de entre cuatro y seis flores.



Se puede utilizar como cerco, ya que resiste a las podas frecuentes.
Sus frutos son bayas ovoides de entre 1 y 1,5 cm de largo y de color negro, y aparecen en otoño.
Se reproduce fácilmente por semillas.
http://www.medellininfo.com/neighborhoods/laureles/laureles2.JPG
Leyenda:
La serpiente Pitón, en la mitología griega, era un monstruo de cien cabezas y cien bocas que vomitaban fuego; era el terror de la campiña de Tesalia porque arrasaba a hombres y animales. 
Cuenta Ovidio que Apolo, orgulloso por haberle dado muerte,osó desafiar a Cupido, hijo de Venus y de Marte. Este, para castigar tal osadía, cogió dos flechas de su aljaba.  Una tenía la punta de oro infundía amor; la otra era de plomo e inspiraba desdén. Cupido dirigió la primera hacia Apolo, y disparó la segunda a Dafne, hija del río Peneo y de la Tierra. Una violenta pasión por la hermosa ninfa se apoderó entonces de Apolo. Sin embargo ella, herida por la flecha del  desprecio, huyó rápidamente tratando de esconderse. 
Apolo corrió en busca de Dafne, pero ésta, al verse perdida, solicitó la ayuda de su padre. Tan pronto como cesaron sus gritos de socorro, una corteza suave le encerró el pecho, sus cabellos se transformaron en hojas verdes, los brazos en ramas, los pies se fijaron en el suelo y la ninfa quedó   transformada en laurel. Apolo, no dispuesto aún a darse por vencido,abrazó el árbol y lo cubrió de ardientes besos, pero incluso las ramas retrocedían asustadas de sus labios. 
 “Si no puedes ser mi amante”, juró el dios, “me serás consagrada eternamente. Tus hojas serán siempre verdes y con ellas me coronaré”. Desde entonces, el laurel es el s ímbolo de Apolo y con él se  galardona a los vencedores, artistas y poetas.


0