Cultivo en arriates o Macizos

Hay varias clases de arriates o macizos, para poder crear y disfrutar en nuestra casa, de fácil mantenimiento y muy llamativo.



El lugar elegido , determina la clase de variedades de plantas que se utilizarán en el mismo, si es un lugar de sol, sombra, tipo de suelo, clima, y tiempo para dedicarle en su cuidado.
Una simple pared, muro , valla, ventana, o un objeto decorativo, nos dará la idea que tipo de arriate o macizo queremos tener.
Utilizar variedades de especies florales de la región o sea autóctonas, nos simplificarían la tarea, la incorporación de algunas otras especies, predilectas, pueden complementar el conjunto para formar un bonito arriate.
Con piedras y ladrillos , se puede crear un arriate elevado, especiales para terrenos con desnivel o la entrada de una casa.

 
Un simple camino o senda en el jardín, nos proporcionará un arriate doble, a cada lado del camino, con especies  de bulbosas, gramíneas o aromáticas.

  1. . Las rocas pequeñas o piezas de madera son excelentes para un diseño natural. Ladrillos, concreto, metal y plástico funcionan muy bien en diseños clásicos.
  2. 2
    Marca la línea divisoria. Usa una manguera, una cinta  en el lugar donde quieres poner el arriate. Haz los extremos curvos para un área de siembra natural, o completamente rectos para un jardín clásico.
  3. 3
    Mide la longitud del borde. Revisa cuanto material necesitarás según esta medida. 
  4. 4
    Recorta un borde alrededor del área de siembra usando la pala. Remueve la tierra, césped y hierbas.

Debajo de una ventana, podremos colocar especies perfumadas, como jazmines, gardenias, rosales, Boungavilla y plantas trepadoras, que tapizarán las paredes o muros.
Cerca de la cocina se pueden crear macizos de plantas aromáticas tales como la Lavanda, albahaca, romero, orégano, tomillo, estragón, menta, mejorana, cedrón, salvia,entre otras.
Utiliza en otro sector del jardín, para cubrir paredes , cercos, alambrados, arbustos de follaje denso y altura media, tales como , Púnica, eugenia, ixora, ibiscus, gauras, callistemon, nandina, jazmines trepadores, Adelfa, si hay sol, al menos 6 horas diarias.


En sombra parcial, se pueden utilizar especies tales como; Camelia, Hortensia,Duranta, Azaleas, peonias, nicotiana, impatiens ,entre otras.



El suelo debe ser fértil y esponjoso, sin  malezas ni otros objetos que interfieran con el crecimiento de las plantas, el mismo puede estar un poco más elevado en el terreno, con formas geométricas , onduladas o alargada.
Esto puede evitar el encharcamiento del agua , si se está viviendo en un clima muy lluvioso, si el clima es seco y el suelo árido o arcilloso, es más pesado y compacto, se debe agregar compost, perlita y arena, para mejorarlo, también incorporar nitrógeno, potasio y fósforo.
Controlar la acidez o alcalinidad del suelo, para ello se debe comprar en los comercios un set o kit , que indicará el PH del suelo.



Los macizos o arriates deben estar ubicados en zonas del jardín, donde no estorben el paso, creen un punto focal en el jardín, cubran muros o se utilicen como seto o valla de sectorización o decoren los bordes de un camino .
Los colores , formas y texturas de las hojas darán color al jardín, ubicando plantas de estación y bulbosas de primavera y otoño, aasí se obtendrá flores , aromas y color , durante todo el año.


0