Cuidados de las Orquídeas

La luz es un aspecto a tener en cuenta , las orquídeas deben estar situadas en un lugar luminoso de la casa, puede ser detrás de una ventana, con luz difusa, por ejemplo detrás de los cortinados.
Una de las causas principales de la falta de floración es la luminosidad que recibe.

En otoño e invierno algunas especies, pueden recibir un poco de sol a la mañana en horas tempranas.
Las orquídeas , según la especie, provienen de regiones templadas y cálidas, y otras de climas templados y fríos, este cambio de temperatura, entre el día y la noche unos 10 ºC de diferencia, esto  las favorece para florecer.






Las orquideas no soportan estar en ambientes cerrados o muy calefaccionados, necesitan estar en sitios ventilados, así se renueva el oxígeno y el dióxido de carbono del lugar, también se previene el ataque de hongos .
La frecuencia de riego, está condicionada por la especie que cultivemos, así el Oncidium,Cattleya y Epidendrum se riegan abundantemente una vez  y luego se deja secar el sustrato antes de volver a regar.
Las especies tales como Cymbidium,Vanda y Dendrobium se deben regar moderadamente a diario o un día sí y otro no, pero en la época de crecimiento, en primavera.



   


La Phalaenopsis yPaphiopedilum se debe mantener con es sustrato siempre húmedo, pero no encharcado, al no contar con pseudobulbos(estos almacenan agua), necesitan de la humedad casi permanente.
Durante la estacíón fría , las orquídeas, detienen su crecimiento, los riegos serán 1 vez por semana.
Si vemos que las orquídeas tienen sus raíces blancas, es que necesitan riego, si están verde no lo necesitan.
Regar siempre sobre el sustrato, no se deben mojar los cogollos de las hojas ni las flores.
El riego se debe realizar con agua templada, y debe ser libre de cal, se puede utilizar agua destilada o agua de lluvia.




EL contenedor en el que se encuentren las plantas es fundamental para saber la frecuencia de riego, las que están es macetas de barro, necesitan más riego, al igual que las que están directamente en tierra y las que se encuentran en macetas plásticas, menos frecuencia de riego, y se debe verificar el correcto drenaje del agua, un encharcamiento o exceso de riego producirán la pudrición de las raíces y la muerte de la planta.

La fertilización de las orquídeas debe realizarse con moderación, respetando las indicaciones del envase, también se puede utilizar fertilizante para plantas de interior, se debe utilizar la mitad de la dosis que se indica, para estas plantas, un exceso de fertilizantes puede quemar la planta.




Se pueden agrupar las plantas para conservar la humedad ambiental y colocar las macetas sobre una bandeja con grava o arcilla o turba con un poco de agua, sólo para proporcionar la humedad ambiente, el agua no debe sobrepasar la base de la maceta.
Se deben limpiar las hojas con un pincel de cerdas suaves o con un paño húmedo para evitar la aparición de ácaros y bacterias.
Luego de florecer , se puede cortar la vara floral si se desea dejando un par de nudos , pero yo opto por dejar que se seque de forma natural y luego extraer la parte seca.
Saber de donde proviene las Orquídeas que tenemos en casa, el lugar de origen en su hábitat natural nos ayudará a recrear el clima correcto para su desarrollo futuro y exitoso.



--> .
0