viernes, 7 de mayo de 2010

FASES LUNARES EN EL JARDÍN/HUERTA

Calendario lunar/tareas en el jardin

Entender la Luna.

Igualque interviene en el fenómeno de las mareas o nos impide dormir enciertas fechas, la Luna influye en todo lo que está vivo en la Tierra yespecialmente en la vida de las plantas. Pero esta influencia no esconstante, varía según la posición del satélite en el cielo conrespecto al Sol y la Tierra. Así es como, a nuestra vista, la Lunacambia todos los días de forma, pero también de altura.

Cuando cambia de forma se dice que crece o que mengua y cuando cambia de altura que asciende o desciende.

Cadauna de esas fases influye en etapas de la vida de las plantas, de lagerminación a la formación de las semillas. Pero los especialistas sehan dado cuenta de que esa influencia también se modifica cuando laLuna pasa delante de constelaciones del Zodiaco.

Cómo saber si la luna está en fase ascendente o descendente.

Salvo en Luna nueva que la Luna es invisible, el resto del tiempo se la puede observar.

Parasaber si la Luna está en fase ascendente o descendente se la observa enel cielo y se detecta su posición con respecto a un elemento fijo (unárbol o una casa).

Al día siguiente pero dos horas más tarde, se observa de nuevo la Luna con respecto a ese mismo punto fijo. Si aparece más alta, está en fase ascendente; si aparece más baja, está en fase desendente.

Cómo saber si la Luna está creciente o menguante (decreciente).

Parasaber si la Luna está creciente o menguante simplemente mirándola hayque imaginar una barra vertical en el lado hueco del "cruasán". Si sepuede formar una "D", la Luna está en periodo de primer cuarto, por lo tanto está en creciente. Pero si tiene la forma de una "C", la Luna está en periodo de último cuarto, por lo tanto está en menguante o decreciente.






Fases Creciente en luz-Luna Ascendente.

Desde Luna Nueva a Cuarto Creciente:

Propicia para sembrar espárragos, brécol, repollo, coliflor, lechuga, perejil, espinaca, pepinos, cereales y granos en general.
Las plantas ya germinadas presentan un crecimiento rápido y uniforme, tanto de follaje como de raíz.

Lassemillas de germinación rápida se desarrollan muy bien (éstas se puedensembrar durante ésta etapa o durante la etapa inmediata anterior) sesiembran dos o tres días antes o justo durante la Luna Nueva.

Las semillas de germinación lenta no se dan muy bien en esta etapa.

Desde Cuarto Creciente a Luna Llena:

Propiciapara sembrar habichuelas, guisantes, berenjena, melones, sandía,pimientos, calabaza, tomates, cereales, granos y semillas de flores engeneral así como también, todo tipo de plantas que crecen en altura ydan frutos.
Duranteéste periódo hay poco crecimiento de raíces y mucho en el follaje. Nose siembran estacas o esquejes (reproducción vegetativa) porque sedeshidratan debido a la pérdida de sus liquidos internos, pero sí esrecomendable hacer transplantes de plantas de un matero a otro, ya quese dá un crecimiento rápido del tallo y se produce abundate follaje,mas no así de la raíz.

Tambiéncuando sea el momento adecuado para ello se comienzan las labores decosecha (sobre todo durante el verano y el otoño) de igual modo, es unafase propicia para sacar el estiércol de los corrales, así como paravoltear el compost y cortar caña o sembrar árboles frutales (tres ocuatro días antes de la Luna Llena).

Fases Decreciente en luz-Luna descendente

Desde Luna Llena a Cuarto Menguante:
Propiciapara sembrar remolacha, zanahoria, achicoria, chirivía, patatas,rabanillo, nabos, cebollas, raíces y tubérculos en general.
Sehacen transplantes de plantas, per con el objetivo de fortalecer laraíz, ya que en éste periódo crecen y se desarrollan más las raíces queel tallo, así como también se dá poca producción de follaje.

Se siembran todo tipo de semillas de germinación lenta.

Tambiéndurante éste periódo es muy adecuado continuar las actividades deCosecha según sea la estación. Se recomienda hacer podas (follaje) ycortar madera preferiblemente en Cuarto Menguante ya que se producebuena cicatrización.

Desde Cuarto Menguante a Luna Nueva:

Propiciapara arar la tierra, la extirpación de malas hierbas, remoción deraíces (desherbado de adventicias), remoción de turba, aireo y limpiezade la tierra para la nueva cosecha. Una vez ya limpio y preparado elterreno de siembra, es muy común que dos o tres días antes que ocurrala fase de Luna Nueva se siembran todas aquellas semillas degerminación rápida como lo son el arroz, frijol, maíz, hortalizas, etc.para que cuando germine la semilla y pase ésta, de un estado vidalatente a periodo de completa actividad en crecimiento, coincida esto,justo con la fase lunar que precisamente la ayudará a fomentar aún másdicho desarrollo (de Luna Nueva a Cuarto Creciente).
Se efectuan la siembra de injertos, estacas o esquejes, sobre todo si está muy próxima la Luna Nueva.

Duranteéste periódo hay poco desarrollo de raíces, tallo y follaje, es engeneral una etapa de poco o de ningún crecimiento vegetal, se leconsidera como un periódo de reposo.

Cuatro días al mes para descansar
Cada mes hay unos cuatro días en los que no está aconsejado trabajar el jardín. A fuerza de observaciones, jardineros curiosos han hecho comparaciones entre las posiciones de la Luna y ciertos días en que las labores de la tierra no prosperan.
Son los días en los que se dice que la Luna está en su apogeo, en el perigeo o en nodo lunar.
Girando alrededor de la Tierra, la Luna diseña un óvalo cuyo centro no es laTierra. Por tanto, pasa aproximadamente cada 14 días cerca de nosotros(a unos 356.000 km): entonces se dice que está en perigeo. Y 14 días más tarde está en su punto más alejado (aunos 406.000 km): entonces está en el apogeo.
En cuanto a los nodos lunares, son los dos periodos de 2 ó 3 días en que, cada mes, la Luna corta el plano de rotación de la Tierra alrededor del Sol.
Los daños en las plantas.
Durante esos cuatro días tan particulares, nuestros jardineros han podido observar que surgen inconvenientes de todo tipo: las semillas germinan mal, hay problemas de crecimiento, las plantas jóvenes se desarrollan poco o excesivamente, e incluso se percibe un aumento de la tendencia a desarrollar enfermedades. Por ello, la prudencia recomienda marcar esos días nefastos en un buen calendario lunar y abstenerse de cultivar.

Datos extraidos del libro "Cultivar en armonía con la Luna" de TodoLibro Ediciones S.A

Entradas populares

Google+ Followers

Archivo del blog